Música

Era muy malo para la música. Tocaba la flauta por obligación en el instituto y lo hacía fatal. Leer las notas le llevaba el doble de tiempo que a los demás, con lo que la melodía sonaba como cuando ponías el tocadiscos a menos revoluciones. Era tan lento tocando que una vez, por los nervios de tocar ante todos, se desmayó en clase y en lugar de volver en si volvió en la sostenido.

1 comentarios:

jinquer chulivert dijo...

- Pues yo a tu ex me la tiraba...
- Está buena, eh?
- No me has entendido.

Publicar un comentario