La señora de Paco

-Disculpe señor, se me antoja que se ha producido un simpático error, pues la señora que usted penetra con fruición es la mía.
-Paco.
-Dime cariño.
-Vete.

-Vale.

3 comentarios:

Julito Chés dijo...

Resultó que la señora no era de Paco era señora de sí misma.

jinquer dijo...

Maestro!
Ese silencio entre el "vete" y el "vale" dice más que mil palabras.
eso es
poesía.

Joan Feliu Franch dijo...

@jinquer
Esa era la idea, dejar un espacio como que pasa un tiempo y la respuesta de Paco no es inmediata y sin pensar sino meditada y aceptando la situación. Es posible que seas el único que se haya dado cuenta, Jinquer ¿será por tu condición de poeta?

Publicar un comentario