María

María sigue a la gente en los autobuses durante todo el día, los selecciona aleatoriamente, muchas veces ha cambiado de víctima a última hora.

1 comentarios:

Julito Chés dijo...

María y su victimario.

Publicar un comentario