Hegel y Epaminondas


Dijo Hegel —creo que fue él, pero si no lo fue, que me demande por difamación— que lo único que los hombres aprendemos de la historia es que no aprendemos nunca nada de la historia. Esta paradoja tiene un nombre especial en lógica, es semejante al planteamiento irresoluble de que el ateniense Epaminondas afirme que todos los atenienses mienten. ¿Dice verdad o mentira?. Y con esto doy por satisfecha la dosis anual de erudición pedante e innecesaria.

2 comentarios:

jinquer dijo...

Una sonrisa nunca sobra, siempre es necesaria. Y la de hoy me ha gustado, (esos griegos siempre en sus paradisíacas playas llenas de dios@s).

Joan Feliu Franch dijo...

@jinquer Ya sabía yo que a ti la pedantería te iba a gustar

Publicar un comentario