Acabar antes

Al principio me preocupaba acabar yo y ella no. Pero he encontrado la solución dejando una caja de herramientas bajo la cama. Si yo acabo antes, mientras ella se queja, yo me pongo a arreglar los enchufes, las bisagras de las puertas, los cerrojos... Siempre he sido un manitas. No la satisfago pero le dejo la casa como nueva. Ahora que elija si quiere a un superdotado y que se le caiga el piso a pedazos.

1 comentarios:

Julito Chés dijo...

El habitual manegueta precoz.
Pasa muy a menudo.

Publicar un comentario