El príncipe azul

El príncipe azul viajó a través de la selva espinosa que rodeaba el palacio, mató al gigante y al dragón que custodiaba las puertas, y trepó las mil escaleras que conducían al dormitorio de la Bella Durmiente. Una vez allí, príncipe azul le echó una mirada, frunció el ceño, se dio la vuelta y regresó a su propio reino.

4 comentarios:

Julito Chés dijo...

Cuando tanto esfuerzo no vale para nada, mejor volver a la botella.
(El principe de La Rioja).

Rafa Jinquer dijo...

Eso que se ganó la princesa, que tal como está la cosa, mejor seguir durmiendo

Joan Feliu Franch dijo...

@Julito Chés Ja, ja... sí, es un buen final

Joan Feliu Franch dijo...

@Rafa Jinquer Cierto, O ganó el príncipe, que dio marcha atrás a tiempo,

Publicar un comentario